Posteado por: lpadillakeen | 9 marzo, 2010

REFLEXIONES DE HOY

Evangelio según San Mateo 18,21.
Entonces se adelantó Pedro y le dijo: “Señor, ¿cuántas veces tendré que perdonar a mi hermano las ofensas que me haga? ¿Hasta siete veces?”.  Jesús le respondió: “No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.

¿No debías también tú tener compasión de tu compañero, como yo me compadecí de tí?’.  Lo mismo hará también mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos”.

San Juan Crisóstomo (hacia 345- 407), presbítero en Antioquia, después obispo de Constantinopla Homilías sobre san Mateo, nº 61

“Cristo nos pide dos cosas: condenar nuestros pecados y perdonar los de los otros; hacer la primera cosa a causa de la segunda, que así será más fácil, porque el que se acuerda de sus pecados será menos severo hacia su compañero de miseria. Y perdonar no sólo de palabra, sino desde el fondo del corazón, para no volver contra nosotros mismos el hierro con el cual queremos perforar a los otros. ¿Qué mal puede hacerte tu enemigo que sea comparable al que tú mismo te haces?… Si das rienda suelta a tu indignación y a tu cólera, quedarás herido no por la injuria que te ha hecho, sino por el resentimiento que tú guardas.

No digas, pues: «Me ha ultrajado, me ha calumniado, me ha hecho cosas miserables» Cuanto más vas diciendo que te ha hecho daño, más demuestras que te ha hecho bien puesto que te ha dado ocasión de purificarte de tus pecados. Así, cuanto más te ofende, más te pone en estado de obtener el perdón de Dios por tus faltas. Porque si queremos, nadie nos puede hacer daño; incluso nuestros enemigos nos prestan un gran servicio… Considera, pues, cuantas ventajas sacas si sabes soportar humildemente y con dulzura una injuria.”

¡Que sabio San Juan Crisóstomo! Pero…que difícil hacerlo.  Cuando estamos dolidos porque alguien habló mal de nosotros o por cualquier otro acto que hayan cometido hacia nuestra persona, es muy difícil el perdonar, pero nosotros le pedimos a Dios Padre que nos perdone todos los días, pues todos los días cometemos un pecado contra EL y lo mejor es que esperamos que nos perdone, entonces, debemos perdonar de corazón, de inmediato al que nos injurie, al que nos maltrate, rápido, sin pensarlo mucho, ya que lo más rápido que lo hagamos, tenemos más oportunidad de un corazón limpio para pedirle a Dios Padre que nos perdone como nosotros perdonamos.

En esta cuaresma examinemos nuestra conciencia, perdonemos todas las cosas que otros individuos hayan hecho a nuestra persona, sin importar la gravedad de la acción, para así comenzar una nueva vida en Cristo Jesús, y de esta manera con claridad de mente y corazón podamos rezar el Padre Nuestro que El nos enseñó.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: