Posteado por: lpadillakeen | 27 mayo, 2010

COMPARTIENDO LA BUENA NUEVA

Evangelio según San Marcos 10,46-52.

Después llegaron a Jericó. Cuando Jesús salía de allí, acompañado de sus discípulos y de una gran multitud, el hijo de Timeo-Bartimeo, un mendigo ciego- estaba sentado junto al camino.  Al enterarse de que pasaba Jesús, el Nazareno, se puso a gritar: “¡Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí!”.  Muchos lo reprendían para que se callara, pero él gritaba más fuerte: “¡Hijo de David, ten piedad de mí!”.  Jesús se detuvo y dijo: “Llámenlo”. Entonces llamaron al ciego y le dijeron: “¡Animo, levántate! El te llama”.  Y el ciego, arrojando su manto, se puso de pie de un salto y fue hacia él.  Jesús le preguntó: “¿Qué quieres que haga por ti?”. Él le respondió: “Maestro, que yo pueda ver”.  Jesús le dijo: “Vete, tu fe te ha salvado”. En seguida comenzó a ver y lo siguió por el camino.

“Maestro, que yo pueda ver”…Todos queremos ‘ver’, pero ¿cuántos estamos preparados para ver?

Es como cuando estábamos pequeños y no nos dejaban ver algo, no podíamos esperar a llegar a la edad en que nos dejaran verlo, y cuando el momento llegó y vimos, algunas veces nos gustaba lo que veíamos y otras…bueno ni tanto, no nos llamó la atención tanto como lo esperábamos.  Es así que yo veo como le pedimos al Maestro, ¡que yo pueda ver mi Señor!, sin en realidad saber si nos va a gustar lo que Él nos va enseñar o no.

Queremos ser parte del equipo apostólico, pastoral, de la iglesia, pero queremos hacerlo solamente con aquellos que nos siguen, que nos imitan y que nos hacen la vida más fácil.  Al conseguir una persona que nos hace la vida un poco difícil, ya no queremos ‘ver’ a esa persona más, es criticada, es puesta a un lado, algunas veces llegamos hasta los extremos y con nuestras palabras y acciones tratamos de hacerle la vida imposible hasta llegar a humillar de tal manera que no tienen otra alternativa que cambiar de parroquia. 

El ejemplo de este evangelio es muy claro, pues la descripción lo dice todo, es un ciego: ‘no ve’, ¡pero si vió y supo que era Jesús el que le estaba pasando cerca!  ¿Cuántas veces hemos puesto a un lado, ignorado a una persona porque no ve? Pero no hablo de ver colores, sino de ‘ver’ la realidad como la vemos nosotros y quizás somos nosotros los que no vemos, ya que Jesús vió a la persona que era Bartimeo, vió su fe, ya que Él puede ver dentro de nosotros, y en seguida Bartimeo comenzó a ver y lo siguió por el camino. ¿Seguimos a Jesús en SU camino o hacemos nuestro propio camino sin ‘ver’, ignorando la manera que otro ‘ve’? 

Esta situación es muy común en parroquias, en todo el mundo, no en una sola, es muy triste pues las personas no llegan a ‘ver’ nunca la realidad de la otra y a veces causan tanto daño, que maltratan la fe del individuo.  Debemos abrir los ojos de nuestra alma para ver la realidad de las otras personas, cada quien tiene sus motivos para actuar de la manera que lo hacen, y si tomamos un poco de nuestro tiempo para orar por ellos, y para tratar de entenderlos, no solo mejoramos el ambiente de nuestras parroquias, sino que ayudamos a la otra persona, sino a nosotros mismos, a ver la realidad, pues nadie tiene la verdad 100% sino Jesús.

Dejemos las nimiedades a un lado, si no me paro en el lugar donde debo cuando soy Ministro de la Sagrada Comunión, si no leo la pagina correctamente cuando soy Lector, si hoy no voy vestido de la manera que otros creen debo vestir, si hablo un poco más de lo que debo, si… etc., etc., ábreme tus brazos, acógeme en ellos, ve mi realidad, ayúdame orando por mi y suavemente llévame a ver mi error, pero no hables de mí, no me apartes de la iglesia, no me humilles…¡ve mi realidad!

Jesús, abre los ojos de mi alma para ver la ‘realidad’ de los que están a mi alrededor, guía mis pasos como miembro de tu iglesia, para que yo sea ejemplo de tu amor y tu Buena Nueva, te lo pido a través de tu Madre que desde un comienzo vió tu realidad y la aceptó humildemente. Amén.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: